sábado, 7 de octubre de 2017

EL VOTO COMO ARMA

7 octubre, 2017
Últimas Noticias Opinión

La mejor táctica, la mejor estrategia en democracia es, siempre ha sido y será, la participación ciudadana a través del voto. En la lucha que hemos tenido a lo largo de los últimos 18 años frente a este régimen dictatorial, la experiencia nos ha demostrado que con el voto hemos resistido de la mejor manera, y que no participar nos ha costado años de sacrificio.

Este país tiene una tradición y una cultura democrática que el chavismo no ha podido cambiar. A pesar de los intentos de crear organismos paralelos y estructuras que se alejan del modelo republicano que caracteriza a Venezuela como país, este pueblo ha sido responsable y consecuente con la reivindicación de las instituciones democráticas, a través de la elección de alcaldes, gobernadores, diputados a la Asamblea Nacional y Presidente.

Por su parte, el Gobierno hace todo lo posible por evitar hacer las elecciones regionales y por desmotivar a todos para arrebatar por la fuerza lo que por los votos no puede. Este régimen sabe que no gana una elección ni de junta de condominio, que la única acción que le queda es la amenaza y generar obstáculos para crear ruido alrededor del proceso.

La responsabilidad de nosotros, desde la Asamblea Nacional, es exigir que haya condiciones limpias, claras, transparentes e igualitarias para todos, y evitar que los organismos del Estado actúen de manera parcializada favoreciendo a la trampa y a la duda. Mucho hemos logrado en esta materia, no solo con las protestas de calle, que siempre han exigido el cumplimiento del cronograma electoral, sino también con el inmenso reconocimiento y respaldo de toda la comunidad internacional que exige y condiciona al Gobierno a mantener los principios democráticos establecidos en nuestra Constitución.

Ahora la responsabilidad de todos es acudir a las urnas, es demostrar que el voto es el arma más valiosa de todo ciudadano, que, ante la participación masiva no hay trampa que ningún régimen pueda elaborar, y que cada vez que la ciudadanía se organiza y participa, significa un retroceso más para este gobierno opresor. La salida a la situación de crisis que enfrenta Venezuela solo la podemos conseguir con democracia.



LA MALDICIÓN DEL RENTISMO

30 septiembre, 2017
Últimas Noticia

La peor de las crisis de la historia moderna de Venezuela nos afecta de tal manera que cada momento del día a día implica el sufrimiento de una necesidad en cada uno de los pasos que damos en nuestra vida. Nos levantamos para hacer cola en algún abasto o panadería. Batallamos para conseguir o ayudar a alguien en la búsqueda de medicinas. Nos resolvemos para completar la cuota de algún pago o repuesto, mientras nos enteramos de que algún conocido ha sido víctima de la delincuencia, que avanza por todos lados.

Más allá del continuo señalamiento y de las denuncias que podemos hacer de todas las malas prácticas que comete este gobierno para hundir más al pueblo venezolano, debemos detenernos en la que quizás sea la principal causa, y que debe ser centro del debate para la construcción de un nuevo país, la cual es el rentismo petrolero.

Lo que el chavismo canta como los supuestos logros de la revolución no es más que la destrucción de un modelo socioproductivo que incluya la participación y beneficio de todos. Por el contrario, este desgobierno, con falsas premisas, ha creado un sistema en el que solo busca maximizar las entradas de divisas de la única industria del país, para un manejo discrecional, clientelista y expoliador, condenando a todos los ciudadanos a depender de la caridad de algún alcalde o gobernador.

En los últimos 18 años, la dependencia de los ingresos petroleros ha subido de 73% a 97%, mientras que la producción petrolera ha bajado de 3,5 millones de barriles a solo 1,9 millones, mientras hacen quebrar al resto del aparato productivo con expropiaciones, controles y tipos de cambio sobrevalorados. Es decir, que ni lavan ni prestan la batea, que han obligado a todos a depender de unos ingresos, y que estos dependan de que el precio en el mercado internacional sea alto.

La reconstrucción del país pasa por ofrecer, desde el Estado, las condiciones y capacidades para que todos los ciudadanos puedan desarrollarse y crecer, sin depender exclusivamente del regalo que pueda dar un gobernador de turno, dentro de un modelo socioproductivo con inclusión, igualdad de oportunidades, y con responsabilidad social para todos los venezolanos.


domingo, 24 de septiembre de 2017

LA PREOCUPACIÓN INTERNACIONAL

23 septiembre, 2017
Opinión Últimas Noticias

Esta semana la crisis humanitaria de Venezuela ha sido una de las mayores preocupaciones en el debate de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Junto a la crisis de amenaza nuclear de Corea del Norte, el tema local ocupó la mayoría de las intervenciones en la discusión dentro del organismo internacional. Y es que la preocupación tiene una base real.

La gravedad de la situación en que este gobierno nos tiene sometido, tiene dimensiones institucionales, económicas, políticas, sociales, pero sobre todo humanas. La crisis humanitaria ha encendido las alarmas de la comunidad internacional, sobre todo de la región. Las tasas de mortalidad materna e infantil son la muestra más clara de la crisis, ya que desnudan el deterioro de los sistemas de salud y de alimentación del país.

Lo peor del asunto es que este gobierno se empeña en desconocer esta realidad.

Lo grave no solo es ocultarla, o negarla, sino incluso convertirla en una burla contra los venezolanos, anunciando que la solución es criar conejos o que todo es parte de una conspiración, para que esto elimine toda la responsabilidad que tienen ante esta grave situación.

La preocupación general tiene que ver con la causa fundamental de todos los aspectos de esta crisis, la falta de democracia. La pérdida de instituciones democráticas que permitan controles y contrapesos en la toma de decisiones es lo que ha permitido a este mal gobierno a tomar las peores medidas de gestión pública, y que solo han permitido el robo de la mayor bonanza de la historia.

El llamado de toda la comunidad es a propiciar un diálogo con acciones creíbles por parte del Gobierno, que pase por el reconocimiento de la Asamblea Nacional como el órgano de debate de la democracia venezolana, que se reconozca la profundidad de la crisis en alimentos y medicinas, y que se frene la violación de los derechos humanos en el país.

Para nosotros, lo más importante es conseguir una solución firme y duradera, siempre en el terreno de la democracia, llevando adelante los valores democráticos, pacíficos y de participación para buscar, en el marco de la Constitución, un cambio que nos lleve a todos por el camino del progreso y del desarrollo.

 @Stalin_Gonzalez

sábado, 16 de septiembre de 2017

LAS MENTIRAS DEL CONEJO

 16 septiembre, 2017
Opinión Últimas  Noticias

En medio de la peor crisis económica que ha sufrido Venezuela y con perspectivas que anuncian más escasez de alimentos, más falta de medicinas y un aumento cada vez mayor de precios, Freddy Bernal le propone a los venezolanos que la solución es criar y comer conejos. Lo preocupante de este anuncio no solo es la burla al pueblo venezolano, sino que nos avisa que este gobierno es completamente incapaz de ofrecer una salida real a la crisis en que nos ha hundido.

El “Plan Conejo” se suma a los fallidos y demagógicos anuncios de gallineros verticales, cultivos organopónicos y cualquier otro invento que solo sirven para desviar la atención de lo más importante de la crisis: la falta de producción y la enorme caída de las importaciones de alimentos.

Lo grave de este anuncio es que siguen sin dar respuesta a la verdadera crisis alimentaria y humanitaria que sufre el país. La pérdida de peso y talla de todos y la desnutrición infantil causan problemas a toda una generación. Son incapaces de dar respuesta a una crisis y solo recurren a mentiras para aferrarse al poder y sus privilegios.

La alimentación ha estado a cargo de los militares de este país. Nueve de 10 ministros del área han sido castrenses que reciben los dólares preferenciales a Bs 10 y a cambio nos venden miseria en las llamadas cajas Clap que nos limitan la cantidad de comida, porque no alcanza para alimentar a nuestras familias y que cada día cuestan más.

Este no es el modelo de progreso y de desarrollo para los venezolanos. Necesitamos un debate serio acerca de las políticas que afectan al país, y sobre todo de los responsables de su mal desempeño. Este mal gobierno nos ha llevado a una crisis alimentaria sin precedentes y con un costo de la vida casi insufrible para cada uno de nosotros.

Nos esforzamos por conseguir soluciones a esta terrible situación a través de debates públicos, consultas en asambleas y por medio del debate parlamentario en la Asamblea Nacional. Pero el paso más importante para lograr un cambio de esta situación es nuestro aporte activo en todos los espacios de participación para hacer frente a estas mentiras y trabajar por una Venezuela de cambio.

Esta lucha la tenemos que afrontar todos juntos. Uniendo esfuerzos y peleando en todos los escenarios posibles, para alcanzar la salida democrática, pacífica, constitucional y electoral que merece el país. Es el momento de unirnos y de luchar con nuestro voto por el futuro de Venezuela.

@Stalin_Gonzalez


domingo, 10 de septiembre de 2017

OTRA VEZ LA INFLACIÓN

9 Septiembre, 2017
Opinión Últimas Noticias

Venezuela está enfrentando la peor crisis de su historia, y probablemente de las peores crisis en toda América Latina. Nos comparan con naciones que sufren guerras civiles, desastres naturales y otras calamidades, y nuestra situación es peor que las que sufren esos países.

La crisis humanitaria alcanza niveles de alarma, donde la escala de la pobreza ha aumentado de una manera terrible, significando el sufrimiento de todos los venezolanos. Hablar de las razones de esta injustificable situación puede tener muchos orígenes, pero todos señalan al mal gobierno de Nicolás Maduro.

El peor símbolo de desempeño que puede tener este gobierno es la inflación. En un contexto mundial donde todos los países realizan el esfuerzo de mantener cifras de un solo dígito, el gobierno venezolano va rumbo a alcanzar los cuatro dígitos con más de 1.000% de inflación, lo que implica que los precios de los bienes se habrán multiplicado diez veces. Un cartón de huevos que costaba entre 5 mil y 6 mil bolívares, cuesta hoy 35 mil y probablemente termine costando más de 50 mil en diciembre.

La inflación representa un pésimo impuesto para todos los venezolanos, ya que las malas prácticas económicas hacen que los precios obliguen a las familias a comer menos y a los padres a sacrificar su alimentación en favor de la de sus hijos, perdiendo peso y originando terribles problemas para la salud familiar. Y este crecimiento de precios es responsabilidad absoluta del gobierno y el BCV que controlan y que son los garantes del equilibrio de los precios en el país.

Esto demuestra una vez más que son incapaces de gobernar, que solo están para robar el dinero de los venezolanos y endeudar al pueblo para favorecer sus negocios y corrupciones. Se justifican con excusas como la guerra económica y controles de precios, pero hasta el sistema que ellos mismos manejan de reparto de miseria y corrupción, las llamadas “cajas Clap”, han aumentado su precio entre 6 y 8 veces, pasando de 3 mil bolívares a hasta entre 15 y 18 mil bolívares por una ración de alimentos que no alcanza para una semana.

Nuestra posición no solo desde la AN, sino también desde cada puesto de trabajo, cada espacio público, es trabajar por un cambio significativo que deje atrás lo peor de la historia venezolana e impulsar el establecimiento de un sistema democrático que le devuelva a la gente su esperanza de vivir en un país mejor.

@Stalin_Gonzalez
http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/opinion/stalin-gonzalez-otra-vez-la-inflacion/

lunes, 4 de septiembre de 2017

ODEBRECHT EN VENEZUELA

2 de septiembre 2017
Opinión Últimas Noticias

Mencionar a la empresa multinacional brasilera Odebrecht es sinónimo de corrupción en todo el continente latinoamericano. Aunque la debilidad institucional y la falta de transparencia es uno de los mayores problemas en la región, en el caso de esta constructora brasilera, va más allá de un simple caso, sino que implica el mayor escándalo de corrupción de la historia.

En los más de 100 casos de proyectos de obras públicas, hay relación con pagos indebidos por sobre-precios, sobornos para la asignación de obras, así como el pago a funcionarios públicos para lograr asignaciones multimillonarias, en la construcción de obras como gasoductos, canalización de ríos, carreteras, ferrocarriles, y demás obras de infraestructura.

Los directivos brasileros reconocen haber pagado 800 millones de dólares sólo en sobornos en más de 11 países en donde esta empresa está presente. Estas acusaciones han ocasionado investigaciones a altos personeros de gobierno de países como Argentina, Brasil, Colombia, y hasta la implicación de expresidentes como en el caso de Perú.

En el caso de Venezuela impresiona el absoluto silencio que ha habido desde las instituciones del gobierno sobre este escándalo que la región conoce desde hace un año, sobre todo cuando es visible la presencia de la empresa brasilera en obras públicas a nivel nacional, algunas de ellas con un estado increíble de retraso como lo están las obras de la línea 4 del Metro de Caracas.

La corrupción en las altas esferas del gobierno es lo único que puede explicar este silencio. Solo con la salida del país de la Fiscal Ortega Díaz es que pudimos enterarnos de como las principales figuras del PSUV son los responsables de participar en los hechos de corrupción vinculados sólo con esta empresa.

Esto 18 años de mal gobierno pueden pasar como los peores de la historia, no solo por la incapacidad de llevar políticas, sino por haber desvalijado y saqueado el período de mayor abundancia del país. Este robo al futuro de todos los venezolanos, solo lo pueden hacer con el secuestro de las instituciones del Estado: Fiscalía, tribunales, alcaldías y gobernaciones. Por eso es que ellos odian a la Asamblea Nacional, como ente público de control, por eso ellos odian las elecciones, porque pierden sus negocios.


Recuperar la democracia no es sólo un ideal de pocos, se concreta con la elección de servidores públicos dedicados a atender el problema de la ciudadanía y no a sólo llenar sus cuentas en el exterior como lo hacen los más viles ladrones. 


sábado, 26 de agosto de 2017

PRESOS EN DICTADURA

 26 Agosto, 2017
Opinión Últimas Noticias

Una de las peores muestras del deterioro de la democracia en nuestro país es la gigantesca cantidad de presos políticos que se encuentran en distintos centros de detención. El Foro Penal contabiliza 645 reclusos, quienes presentan, en muchos casos, muestras de maltratos, torturas y otras violaciones a sus derechos fundamentales.

Este régimen ha cruzado la línea democrática desde hace algún tiempo. Hoy conseguimos que diputados, alcaldes, periodistas y dirigentes políticos y vecinales son privados de libertad por el solo hecho de pensar de manera distinta.

Vemos con preocupación que muchas de estas personas son sometidas, en contra de la Constitución y del estado de derecho, a la justicia militar, sin contar con el debido proceso.

Las evidencias del carácter político de estos atropellos las vemos cuando conseguimos que el centro de detención predilecto es la sede de la policía política (Sebin), en El Helicoide. Otra muestra del brío dictatorial es que, en muchos casos, se les acusa de “traición a la patria” o “rebelión militar”, sin que exista la más mínima prueba de tales delitos.

Tal es el caso del dirigente de nuestro partido, Eleazar Guerrero, líder vecinal de la parroquia El Valle, quien se encuentra injustamente detenido desde mayo, procesado inconstitucionalmente ante un Tribunal Militar, por el solo hecho de participar en las protestas en contra de este gobierno.

Nuestra lucha es por conseguir la restitución de la democracia en Venezuela. Esto implica el rescate de los derechos de todos los venezolanos, iguales ante la ley, y el respeto a los Derechos Humanos consagrados universalmente, lo que llevará a la libertad de todos los presos políticos, lo que ha sido nuestra prioridad en cualquier escenario y ante cualquier instancia.

Esta lucha debe tener distintas formas, entre ellas protestas de calle y denuncias de cada caso; así como, la participación política exigiendo elecciones justas y transparentes. No hay una forma única de derrotar a la dictadura, pero debe existir como único criterio de acción la democracia.

Seguiremos dando la batalla desde cada escenario, develando la verdad ante instancias internacionales para que la comunidad extrajera ejerza la presión necesaria, para que este régimen dé respuestas al pueblo. Desde la AN seguiremos legislando y cumpliendo con nuestra función principal de ente contralor ante las injusticias y la corrupción.

Venezuela no está sola y en unidad vamos a alcanzar el cambio que este país merece, para lograr un futuro de progreso y calidad de vida. Donde el que piense distinto sea respetado, porque en democracia todos somos importantes y necesarios. ¡Juntos logramos más!


@Stalin_Gonzalez